Mis amigas mediáticas

Fueron varios los amigos (medios y periodistas) que en su momento se hicieron eco de la publicación del libro. Cierto es que ya hace más de un año que salió a la venta, y que esto tenía que haberlo publicado entonces, pero… no hay excusas, así que me callo, que estoy más guapo.

Por eso aquí van mis gracias (atrasadas) pero sinceras, a unas cuantas personas (amigos, y no diré si amigas de las del libro, que lo que no caduca es el secreto del nombre de las protagonistas).

El primero fue Jorge Alonso, en La Nueva Crónica. Un tipo que defiende el libro hasta en los bares a las cinco de la mañana. Y creedme que es complicado que él defienda y no ataque… Así que más orgulloso estoy.

Después llegaron mis compañeras de Tam Tam Press, Eloísa Otero y Camino Sayago. Geniales, como son ellas siempre. El cariño aquí es inmenso, y eso se nota.

En Mundiario escribieron sobre la publicación del libro sin conocerme (creo). Así que sólo por eso ya me han ganado.

No podía faltar en esta lista Marta Cuervo, en Ileon. Me reí más con este reportaje que releyendo la mayor parte del libro. Y no es broma.

El maestro de los picantes, Saúl Arén, también quiso que estuviera en Diario Digital de León. Qué voy a decir del mayor liante de León… (para lo bueno, claro)

Y por supuesto David Rubio. Que además de escribir el epílogo (y salírsele los ojos de las órbitas cuando se lo propuse), se acordó del libro para atizar a la gente en una columna de opinión en La Nueva Crónica. Y eso a mí me encanta hacerlo, así que si ‘utilizan’ el libro, pues ya hasta me emociona. Un ejemplo, una vez más.

 

Anuncios