La doble felicitación de San Valentín

Aquel día mi amiga vivía, una vez más, ajena a las celebraciones de ese santo que se ha convertido en el símbolo del amor. Por eso, cuando abrió el correo electrónico y vio que tenía un mail del chico con el que de vez en cuando pillaba, nunca se imaginó lo que iba a leer.

Porque es cierto que a ella le hacía gracia el chico, y ya conocía al hermano y a los padres del susodicho. Incluso alguna que otra vez había viajado al pueblo familiar y se había quedado a dormir en la misma casa que los suegros. Pero cuando la cosa parecía que iba con posibilidades reales de futuro, llegó aquel San Valentín.

Mi amiga abrió el correo y lo leyó con tranquilidad. No es que fuera muy empalagosa la felicitación, por eso a mi amiga le bastó. Seguro que sonreía a la vez que lo leía pensando: “Lo tengo totalmente pillado por mí”.

Y cuando ya iba a guardar el correo para no perderlo nunca, seguro que en la carpeta de ‘Líos’, como otra amiga tenía en el ya desaparecido Messenger, se dio cuenta de que junto a su nombre estaba el de otra chica. Sí, el supuesto enamorado había mandado el mismo correo de felicitación a dos chicas diferentes… y no lo había ocultado, se veía a la primera.

Sobra decir que mi amiga nunca más vio a aquel chico, y quizá ahora ya no confía tanto en este día, o por lo menos en las felicitaciones tan edulcoradas que hoy se desprenden por doquier.

Eso lo sabe bien otra de mis amigas, que una vez recibió una frase donde hay demasiada azúcar: “No hay cosa más dulce que verte comer Nocilla”. A otra este tipo de expresiones le gustan poco. Sobre todo aquel día que le dijeron: “Quiero que seas la chica que todas las mañana se desmaquilla en el servicio de mi casa”. Ella respondió a la primera: “Espero que también pueda cagar”.

Otras, más tímidas, no saben qué responder cuando alguien les dice: “¿Llevas un desfibrilador en el bolso? Es que vas parando corazones”.

Esta entrada fue publicada en Mis amigas follan. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *