Futbolitis

Cuando mi amiga recibió una invitación aquel día le pareció un poco extraño, pero ya se sabe cómo actúan ellas cuando un chico les propone algo. El caso es que el plan era quedar con él… y su familia para ir a la feria, coincidiendo con las fiestas de la ciudad. Y como confiaba en que poco a poco se pudieran quedar solos, aceptó, aunque apenas conocía a su víctima.

Pero una hora antes de que quedaran, el chico modificó el plan: cambió a su familia por ver un partido de fútbol. Y mi amiga volvió a decir que sí, pese a que ella detesta ese deporte de masas, que apenas entiende y que tampoco se esfuerza en comprenderlo. De ahí que no recuerde qué equipos se enfrentaban aquel día.

El caso es que allá se fue con su último ligue y sus amigos, entre los que había también chicas, más futboleras si cabe que ellos, así que estaba en clara desventaja. Y más después de que el chico dijera a todos que ella pasaba del fútbol, como alardeando que pese a todo había querido ir a la fiesta futbolística. Lo que hacen mis amigas por chuscar

Como es obvio, la noche se prolongó por los bares de la ciudad, y ella se dedicó a hacer otra cosa que también dominan a la perfección todas mis amigas: la ingesta de alcohol.

Pero lo raro es que el chico apenas le hacía caso, así es que mi amiga se pasó buena parte de la madrugada con los amigos de él, e incluso se unió a una boda de otros conocidos para aprovecharse de las copas gratis. Y eso que había salido solo para ver al chico, su único objetivo aquella noche y que por lo que parece fue un plan un poco equivocado.

Lo que está claro es que después de aquella experiencia, mi amiga no volvió a ver al chico ese. Faltaría más.

P.D. Para que mis amigas sean felices, hay que cuidarlas y darles todo lo que piden, así que es mejor no proponerle planes que no les van a gustar.

P.D. 2: La P.D. 1 es una de las mayores tonterías que se han escrito en estos relatos, porque mi amiga terminó la noche con el chico, pese a que él apenas había demostrado interés por ella. Y es que mis amigas son así, lo que quieren, lo consiguen. Sin más.

Esta entrada fue publicada en Mis amigas follan. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *