El amor se acaba y se lava

Aquel chico estaba perdidamente enamorado de mi amiga y por fin había conseguido algo más que su sonrisa. Es decir, ya había más que palabras. Por eso, en un alarde de valentía, se decidió a mostrar todo su amor hacia ella para lograr que la relación fuera a más. Vamos, que le pidió salir, como se decía en los años en los que los protagonistas sólo estudiaban y veían ‘Al salir de clase’.

¿Y cuál fue la respuesta de mi amiga? Le vomitó los pantalones. Sí, con todas sus ganas. Es cierto que el alcohol algo tendría que ver, porque mis amigas follan, pero también son educadas y consideradas…

Pero para considerada, la madre del chico vomitado, que al día siguiente fue en busca y captura de mi amiga. “¿Fuiste tú la de ayer? Pues ahora se los lavas tú”. Está claro que no se volvieron a ver. La relación con la suegra nunca hubiera mejorado.

Hay otras amigas que para pasar de los chicos son más sutiles. Como aquella que el chico con el que ya había intimado le escribió un mensaje al móvil para quedar. Un escueto “no, gracias” fue la patada en el estómago con la que ella ponía punto final a la relación. “Luego no insistió más”, recuerda ella orgullosa porque el enamorado lo entendió a la primera y, quizá, también con una pizca de escozor porque él no siguió intentándolo.

En otra ocasión, una fue mucho más educada y quedó con el chico para terminar con la relación, quizá algo que pocas hagan… Pero la reacción de él fue mucho más inesperada: “¿Para esto quedamos? Pues para decirme esto, me mandas un whatsapp”. Los avances tecnológicos terminarán con todo, también con la elegancia.

Y aquí llega el momento del máximo orgullo posible. El de una de mis amigas que, después de un verano alejado de su novio, decidió que era el momento de dejarlo. Y quedó con él nada más llegar. Y se preparó todo un discurso de despedida. Y estaba dispuesta a decírselo. Y él se adelantó… Él quería dejarla y eso no lo iba a consentir, así que su reacción fue de lo más conmovedora: “Perdona, pero soy yo la que te quiero dejar, que quede claro que yo te dejo a ti”. Todo, para así mantener su reputación.

Esta entrada fue publicada en Mis amigas follan. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *